Argentina
México
España

 

0

Gourmet17/10/2015

Digerir las proteínas y no absorber toda la grasa, es fácil.

Bebe vino tinto

El vino es una de las bebidas mas trendy a nivel mundial. Cada vez existen más wine bars, catas, cenas maridaje y miles de cosas alrededor del vino, pero muchas personas lo toman con culpa porque creen que como el vino contiene alcohol, tomarlo solo va a añadir calorías a nuestro día, pero no es así.

En el 2008, se publico un estudio alemán en el que se explica porque el vino tinto y la carne roja maridan tan bien. Este estudio se basaba en el efecto que tiene la proteína de la carne en el vino, esta suaviza los taninos y nos da la sensación de que el vino es menos astringente y más fácil de beber. Por otro lado, el vino tinto ayuda a contrarrestar el efecto que tiene la grasa de la carne, en nuestro cuerpo.

Otra prueba similar se hizo con carne de pavo. Las personas a analizar se dividieron en dos equipos, unos comían pavo acompañado de agua y otros acompañado de una copa de vino tinto Cabernet Sauvignon o Shiraz. Los que consumieron vino pudieron metabolizar las grasas de forma más rápida y exitosa.

En resumen, tomar vino nos ayuda a digerir las proteínas e inhibe (en cierta medida) la absorción de grasa. Esto funciona perfectamente siempre y cuando sea en cantidades recomendadas. Otras bebidas como la cerveza y el oporto, ayudan al vaciamiento gástrico, es decir que aceleran la digestión haciendonos sentir ligeros. Así que la próxima vez que vayan a ordenar un refresco light con su comida, mejor pidan vino.

Be Wise, Be Glam Out

Sommelier Rocío Boullosa

¿Te gustó? Compártelo o deja tu comentario